domingo, 15 de julio de 2018

MI CUERPO, MI AUTOESTIMA Y MI AUTOCUIDADO

(TERCERO, CUARTO Y QUINTO)


Entre las diferentes medidas que podemos adoptar dentro de la familia para prevenir el abuso infantil está el enseñar a los niños el valor de su cuerpo. El significado que el niño desarrolla sobre su propio cuerpo depende en gran medida de lo que nosotros le enseñemos sobre el mismo.
No se protege lo que no se valora. Si le enseñamos al niño que su cuerpo no es importante, el niño aprenderá que otros pueden decidir y actuar sobre su cuerpo; favoreciendo que sea más vulnerable al momento de reconocer y afrontar una situación de riesgo.
La vida cotidiana se puede volver el escenario idóneo para enseñar a los niños a dignificar, significar y trazar los límites de su cuerpo. Aquí comparto algunos principios para enseñar a los chicos el valor y la protección de sus cuerpos. Éstos los he construido en base a mi experiencia en la atención a niños, niñas y adolescentes.

1.- Reconocer las partes y el funcionamiento del cuerpo

La educación sexual empieza por el reconocimiento del cuerpo, de sus formas, sus partes y sus funciones. Desde temprana edad el niño comienza a conocer su cuerpo y el de los otros, compara y hace preguntas. Aquí es importante hablar con naturalidad, enseñando el nombre correcto de las partes del cuerpo. Así como le decimos al niño “este es tu brazo”, debemos decir “este es tu pene” o “esta es tu vagina”. Igualmente, le debemos permitir al niño expresar su curiosidad sobre el cuerpo y la sexualidad, adecuando la información que le proporcionemos a sus inquietudes, capacidad de comprensión y edad. En general, el niño merece saber que su cuerpo es fabuloso, pues a través de él se experimenta a sí mismo y al mundo. El cuerpo es el contenedor de la vida, allí reside su valor.

2.- Independencia en la higiene y el autocuidado

Si el cuerpo es vida, debe ser cuidado. El bañarse, limpiarse cuando se va al baño, cepillarse los dientes, alimentarse, protegerse del frío o de los rayos del sol son maneras de cuidar el cuerpo. Un error frecuente que comenten los padres es no permitirle a los niños cuidarse por sí mismos, haciéndolos dependientes del cuidado de los adultos. En la medida que el niño crece va desarrollando habilidades que le permiten valerse por sí mismo. Nuestra labor es permitirle desplegar sus habilidades y entrenarlos en el uso de las mismas. Un niño debe aprender progresivamente a bañarse, vestirse y limpiarse. Esto evita que personas conocidas o desconocidas tengan acceso a su cuerpo. Mientras más independiente es el niño en el cuidado de su cuerpo más protegido estará de contactos abusivos.

3.- Crear conciencia de lo íntimo y lo privado

El cuerpo está involucrado en acciones que pueden ser públicas o privadas. Enseñarle al niño sobre la privacidad del cuerpo le ayuda a desarrollar un sentido de intimidad y respeto por sí mismo. El niño debe saber que hay acciones que pertenecen al mundo de lo privado, que son individuales y que pueden participar otros sólo si tienen nuestro consentimiento. Y así como hay acciones privadas (cambiarse de ropa) hay espacios privados (el baño) donde las podemos emprender. Del mismo modo, debemos enseñar a los niños que las personas debemos respetar entre sí nuestras acciones privadas y nuestros espacios privados. Muchos niños reciben mensajes confusos sobre este tema. Puesto que por ser niños, los adultos suelen saltarse esto de la privacidad y son capaces de abrir la puerta del cuarto mientras el niño se cambia, entrar al baño sin avisar mientras el niño se baña o suelen cambiar de ropa al niño frente a otras personas. Lo privado es válido tanto para adultos como para niños. El niño debe saber que los demás deben respetar sus espacios y acciones íntimas.

4.- Saber identificar sensaciones agradables y desagradables

El cuerpo nos dota de sensaciones agradables y desagradables. El sabor de un helado o el dolor de un rasguño son sensaciones que experimentamos a través del cuerpo. Estas sensaciones son señales que nos permiten determinar qué nos gusta o nos disgusta, qué nos resulta cómodo e incómodo. La vida cotidiana está llena de oportunidades para enseñar a los niños a identificar lo que es agradable o desagradable para ellos: un abrazo fuerte, las cosquillas, un beso ruidoso, la lamida de un perro, el contacto con el sudor de otro… Al hablar con ellos sobre sus sensaciones y ayudarles a reconocer qué los hace sentir agradados, respetando sus opiniones y demandas, les estamos brindando herramientas para detectar acciones abusivas por parte de otras personas. El niño debe saber que nadie puede obligarlo a experimentar sensaciones desagradables o incómodas.
Resultado de imagen para IMAGENES DE PREVENCION DEL ABUSO

5.- Derecho a decir NO

El niño debe saber que tiene derecho a decir “no”, en cualquier momento y a cualquier persona. Puede decir “NO” si alguien desea abrazarle, besarle, tocarle o mirarle. El asunto no es enseñar a los niños a ser maleducados, como suelen pensar algunas personas. Es enseñarles a defender su cuerpo y a decidir quién puede tener acceso al mismo. El alentar a los niños a decir “no” es una forma de empoderarlos, de enseñarles que su cuerpo les pertenece y que pueden exigir respeto de los otros. Es frecuente ver cómo muchos padres obligan a los niños a dar besos y abrazos a familiares o desconocidos. Si el niño no quiere o en ese momento no le apetece no podemos obligarlo. Si lo obligamos le enseñamos que está bien acceder a los deseos del otro aunque eso nos cause malestar o incomodidad; le enseñamos que lo importante no es lo que nosotros sentimos sino lo que sienten o piensan los demás. Podemos pedir a los niños ser respetuosos con las personas, pero no podemos pedirles que den demostraciones de cariño si no lo desean. El niño también debe saber que puede pedir ayuda si una persona insiste en que dé o reciba besos, abrazos o caricias a pesar de haber dicho que no quería. Si el niño siente que puede decir “no” a cualquier persona y en cualquier momento no temerá hacerlo en una situación potencialmente abusiva (Aquí les recomiendo un libro que les puede ayudar a hablar de este tema).
No se puede garantizar que un niño esté libre de recibir algún tipo de abuso, pero sí podemos empoderarlo para que sepa distinguir una situación riesgosa y sepa pedir ayuda. La clave de toda prevención es crear un ambiente de confianza y comunicación que invite al niño expresar sus dudas, inquietudes y experiencias. Parte de esta prevención es que el niño aprenda a querer, cuidar y defender su cuerpo porque es suyo y de nadie más.
Resultado de imagen para IMAGENES DE PREVENCION DEL ABUSO

Autor: Anaís Barrios Flores

Psicóloga y escritora. Interesada por la literatura infantil y latinoamericana



CERO ABUSO SEXUAL





MI CUERPO

(TRANSICIÓN, PRIMERO Y SEGUNDO )


El conocimiento que los niños tienen de su propio cuerpo es importante. Los padres deben instruirlos en él y, para lograrlo, pueden usar herramientas como juguetes o canciones que incentivan a los niños a ser conscientes de su corporalidad. Pero, ¿por qué el asunto es tan relevante?
“La relación de un niño con su cuerpo variará de acuerdo con su edad y le proporcionará distintos aprendizajes en cada etapa”, comenta la psicóloga Maira Falla, del Instituto para el Desarrollo Infantil (ARIE). La curiosidad que un pequeño de un año siente por sí mismo no es la misma que la de un niño de seis.
Cada quien tiene inquietudes diferentes y procesos de aprendizaje particulares. Para los bebés, reconocerse como una entidad separada de los demás los hace alcanzar autonomía. El niño aprende a separar su cuerpo del de su madre y a identificar con la mano su anatomía.
(Foto: Shutterstock)
Resultado de imagen para foto de niñ con su cuerpo
Hasta los tres años, el niño aprenderá a lograr objetivos por sí mismo: ir al baño, comer solo, manipular un objeto. Saber que puede alcanzar estas metas con su cuerpo lo harán sentir más independiente.
Finalmente, entre los 4 y 7 años, la curiosidad por su cuerpo tiene que ver más con su identidad sexual. Se cuestiona ¿por qué los niños y las niñas no nos vemos iguales? ¿Por qué nos vestimos distinto? En este punto es clave hablarles con total sinceridad y claridad.
Durante todas las etapas de desarrollo, los padres son quienes ayudarán a sus hijos a relacionarse saludablemente con sus cuerpos. “No es necesario tratar el tema con demasiada seriedad, puede ser algo cotidiano”, aconseja Falla. El objetivo es criar niños que se quieran y que sean cuidadosos con su espacio personal. (Diario el comercio/https://elcomercio.pe/viu/actitud-viu/importancia-ninos-conozcan-cuerpo-241507)




Prevención del abuso sexual en la 

                            infancia

Prevenir el abuso sexual es una tarea difícil para los padres, cuidadores, y la sociedad en general, aunque que todos debemos estar involucrados en ello. Los padres y demás adultos cercanos al niño, antes de saber el grado de equivocación con el que hacen las cosas, han de tener la oportunidad de hacerlas bien.
Los padres a menudo ignoran el modo en el que han de enfrentarse al cuidado de sus hijos y sus necesidades lo que hará que el niño sea un aprendiz a través de ensayos y errores.

Cómo evitar el abuso sexual a los niños

Resultado de imagen para abuso sexual infantil
Antes de considerar medidas preventivas más directas, los padres deben primero promocionar el buen trato a los niños. Es decir, reconocer al niño como persona y sus derechos, respetar el desarrollo evolutivo del niño, establecer empatía y comunicación efectiva con él, crear un vínculo afectivo e interactivo, y resolver sus problemas de una forma positiva y no violenta.
- Diga a los niños que "si alguien trata de tocarte el cuerpo y de hacerte cosas que te hacen sentir raro, dile que NO a la persona y que se lo cuente enseguida.
- Enseña a los niños que el respeto a los mayores no quiere decir que tengan que obedecer ciegamente a los adultos y a las figuras de autoridad. Por ejemplo, no les diga "siempre tienes que hacer todo lo que la maestra o el que te cuida te mande a hacer."
- Apoya a los programas profesionales del sistema escolar local para la prevención.
- Habla claro con tu niño o niña sin tabúes ni prejuicios sobre los temas de la sexualidad
- Educa a tu hijo sobre la sexualidad desde la edad preescolar, en la educación formal y no formal.
- Explícale la diferencia entre una expresión de cariño y una caricia sexual.
- Escucha sus dudas y responde a sus preguntas con sencillez y serenidad.
- Demuéstrale confianza para que exista una mejor y mayor comunicación.
- Deposita confianza en el niño si te comunica que está en riesgo de ser abusado sexualmente
- Demuéstrale aún más su cariño y afecto.
Fuente consultada:
Savethechildren

domingo, 27 de mayo de 2018


¿Qué es el género?

Se refiere a los aspectos socialmente atribuidos a un individuo, diferenciando lo masculino de lo femenino, en base a sus características biológicas. Es decir que es lo que las sociedades esperan que piense, sienta y actúe alguien por ser varón o por ser mujer. Por ejemplo, se dice que “los hombres no lloran” o que “a las mujeres les gusta la ropa”. Así, el género condiciona los roles, las posibilidades, las acciones, el aspecto físico y la expresión de la sexualidad de las personas.

¿Qué es la identidad de género?

Es la forma en que cada persona siente su género. Por eso, puede corresponder o no con el sexo asignado al nacer. Es decir que es el género que cada persona siente, independientemente de que haya nacido hombre o mujer. Una persona que nació hombre puede sentir que su identidad de género es femenina y viceversa.

¿Qué es la expresión de género?

Es cómo mostramos nuestro género al mundo: a través de nuestro nombre, cómo nos vestimos, nos comportamos, interactuamos, etc.

¿Qué es el sexo biológico?

Es el conjunto de características biológicas (pene, vagina, hormonas, etc) que determinan lo que es un macho o una hembra en la especie humana. Al nacer, a las personas se les asigna un sexo de acuerdo a estas características.

¿Qué es la orientación sexual?

Es la atracción fìsica, emocional, erótica, afectiva y espiritual que sentimos hacia otra persona. Esta atracción puede ser hacia personas del mismo género (lesbiana o gay), el género opuesto (heterosexual), ambos géneros (bisexual) o a las personas independientemente de su orientación sexual, identidad y/o expresión de género (pansexual). A lo largo de la vida, es posible cambiar de orientación sexual.
Resultado de imagen para imagenes de diversidad de genero

A continuación verán un vídeo que contextualiza lo expresado anteriormente.

lunes, 14 de mayo de 2018

PROYECTO DE EDUCACIÓN SEXUAL 2018

Resultado de imagen para sexualidad
La educación sexual es un proceso que dura toda la vida. En función de la etapa de desarrollo existen distintos grados de interés. La educación sexual en la familia no se limita a explicar cómo vienen los niños. Debe mostrar cómo adquirir información, formar actitudes y valores sobre la identidad, las relaciones, la intimidad. Incluye el desarrollo sexual, la salud reproductiva, las relaciones interpersonales, el afecto, la intimidad, la imagen corporal y el género. La educación sexual concierne a las dimensiones biológicas, psicológicas y socio-culturales.
Cuando padres y madres quieren hablar con sus hijos e hijas sobre el sexo y la sexualidad, en la mayoría de las ocasiones surge la angustia sobre qué decir y cómo decirlo. La inseguridad está presente desde el comienzo. No se sabe cómo ni cuándo tocar el tema, y se evidencian dudas sobre los propios conocimientos y la veracidad de los mismos, sobre cuánta información ofrecer, qué datos son necesarios o cuáles innecesarios. A esto se suma la percepción de que los hijos propios no se hacen nunca suficientemente mayores, con lo que es difícil saber a qué edad hay que hablar de sexo.
Es bueno partir admitiendo que las principales causas del miedo y la resistencia a hablar de sexo con los hijos e hijas son los temores personales. El padre y la madre se encuentran en una situación en la que perciben la propia desinformación, dudan incluso sobre qué es en realidad la educación sexual y para qué sirve, se enfrentan a ideas erróneas e incluso falsas, y a la influencia de los medios de comunicación, que conduce muchas veces a tener una imagen distorsionada de la relación paterno filial. Además, transmitir información sobre el sexo es exponer el sistema de valores. Por eso es tan importante conocerse previamente uno mismo y, si es necesario, realizar un ejercicio de autoformación.

Informar, educar y orientar

Para este año se esta direccionando que el proyecto de educación sexual sea de manara más inclusivo, involucrando de está manera tanto padres de familia, acudientes y a estudiantes de la I.E LLANO VERDE sede NARIÑO, los cuales a través de una encuesta que fue aplicado de manera aleatoria para conocer como esta compuesta su familia y como es la dinámica familiar, así mismo conocer cual es la percepción que ellos tienen acerca de la sexualidad

Aunque se esta en una sociedad de tipo más liberal, se encuentra que todavía existen muchos tabúes acerca del tema y que aun se sigue creyendo la idea que la responsabilidad de la educación sexual debe ser principalmente de los docentes, es por esto la importancia de este proyecto 
Resultado de imagen para imagenes de padres e hijos hablando de sexualidad

la sexualidad es algo que se debe de tratar desde muy temprana edad, ¿ Pero como hacerlo?

Cómo hablar de sexo con su hijo pequeño


¿A qué edad debo empezar a hablar con mi hijo sobre el sexo?

La sexualidad es parte de la vida de todas las personas, sin importar la edad. A medida que sus hijos crecen y se desarrollan, es probable que comiencen a reírse sobre las "partes privadas", que se cuenten chistes "verdes" (obscenos) y que busquen palabras "tabú" en el diccionario. Esta curiosidad es natural. Además, es usual que un niño tenga preguntas a cualquier edad. Cuando su hija esté lista para hacer preguntas, usted, como padre de familia, debe estar listo a contestar.

¿Por dónde empezar?

Todos los días se presentan situaciones propicias para enseñar a sus hijos temas relativos al sexo. Por ejemplo, a la hora del baño, puede hablar sobre las partes del cuerpo y qué significa "privado". Un embarazo o un nacimiento en la familia son un buen momento para comentar cómo se concibe y nace un bebé. Ver televisión con sus hijos también puede ser un buen momento para comentar las relaciones que aparecen en la pantalla.
Momentos para educar a su hijo pueden presentarse en cualquier lugar: mientras van de compras, en el cine, o hasta en el parque.  No es necesario dar un discurso. Primero, averigüe lo que sus hijos ya saben. Deje que sean ellos quienes guíen la conversación y hagan las preguntas. Es posible que algunos niños no pidan información si perciben que usted se siente incómodo de tratar el tema. Otros podrían ponerle a prueba haciendo preguntas incómodas.  Hable abiertamente y hágale saber al niño que puede hacerle cualquier tipo de pregunta.

Cuando los niños comienzan a hacer preguntas, los siguientes consejos pueden facilitar la situación para ambos:

  • No se burle ni se ría, aunque la pregunta sea cómica. Si usted se ríe, el niño podría sentirse avergonzado.
  • Procure no parecer avergonzado o asumir una actitud demasiado seria hacia el tema.
  • Sea breve. Conteste con términos sencillos. Su hijo de cuatro años de edad no necesita saber los detalles del coito sexual.
  • Sea honesto. Use el nombre propio de cada parte del cuerpo.
  • Note si el niño quiere o necesita saber más. Después de responder, pregunte: "¿Resolví tu pregunta?"
  • Perciba las respuestas y reacciones del niño.
  • Prepárese a repetir las cosas.
Si le incomoda hablar o contestar ciertas preguntas sobre el sexo, manifiéstelo con sinceridad. Tal vez pueda pedirle ayuda a un pariente, a un amigo cercano o al médico de su hijo para explicar ciertas cosas.

Las preguntas que puede anticipar

Las preguntas y las respuestas apropiadas dependerán de la edad del niño y su capacidad de comprensión. Las siguientes son preguntas y temas comunes según grupos de edad:

Niños en edad preescolar

"¿Cómo llegué a tu barriga?"

"¿Dónde estaba yo antes de llegar a tu barriga?"
"¿Cómo salí?" 
"¿De dónde vienen los bebés?"
"¿Por qué las niñas no tienen pene?"

18 meses a 3 años de edad. Los niños en este grupo de edad comienzan a aprender acerca de su propio cuerpo. Es importante enseñarles los nombres apropiados de cada parte del cuerpo. Inventar un nombre para ciertas partes del cuerpo podría dar la idea de que el nombre propio tiene algo de malo. Además, enseñe a sus hijos qué partes son privadas (las partes cubiertas por un traje de baño).


4 a 5 años de edad. Los niños en este grupo de edad pueden comenzar a mostrar interés hacia la sexualidad básica, tanto la propia como la del sexo opuesto. También es posible que se toquen los genitales, e incluso que muestren interés hacia los genitales de otros niños. Estas son señales de un interés normal. Sin embargo, es importante que los niños aprendan qué es correcto y qué no. La familia debe establecer límites a la exploración. Estas son algunas cosas que podría enseñarles a sus hijos:

  • El interés en los órganos genitales es saludable y natural.
  • El desnudarse y hacer juegos sexuales en público no es correcto.
  • Ninguna otra persona, ni siquiera los amigos cercanos y los parientes, pueden tocar "las partes privadas" de su niño. La excepción son los médicos y enfermeros durante los exámenes físicos con el permiso de los padres, y los padres mismos cuando tratan de hallar la causa de un dolor en la zona genital.

Niños en edad escolar

"¿A qué edad puede una niña tener un bebé?"

"¿Por qué un niño tiene erecciones?"
"¿Qué es la menstruación?"
"¿Cómo tienen relaciones sexuales dos personas?" 
"¿Por qué a algunos hombres les gustan los hombres?"
5 a 7 años de edad. Los niños en este grupo de edad aprenden más acerca de las relaciones interpersonales y pueden interesarse en lo que pasa sexualmente entre los adultos. Sus preguntas se harán más complejas a medida que tratan de entender la conexión entre la sexualidad y la gestación de un bebé. Es posible que lleguen a sus propias conclusiones sobre el funcionamiento del cuerpo o el origen de los bebés. También pueden recurrir a los amigos para hallar respuestas.
Es importante ayudar a sus hijos a entender la sexualidad de un modo saludable. Las lecciones y los valores que aprendan a esta edad permanecerán con ellos como adultos y fomentarán relaciones significativas cuando sean mayores.


8 a 9 años de edad. Los niños en este grupo de edad probablemente ya tengan una noción de lo que es correcto e incorrecto. Son capaces de entender que el sexo es algo que ocurre entre dos personas que se aman. Pueden mostrar interés hacia el modo en que papá y mamá se enamoraron. A medida que surgen preguntas sobre romance, amor y matrimonio, también podrían sentir curiosidad hacia las relaciones homosexuales. Use estas ocasiones para comentar las ideas de la familia sobre la homosexualidad. Explique que amar a alguien no depende del género de la persona, y que es algo distinto a sentirse atraído por alguien sexualmente.

A esta edad, los niños pasarán por muchos cambios que los preparan para la pubertad. Ser sexualmente responsables es una de las lecciones más importantes que usted podrá enseñarles.

Recuerde

El hablar sobre sexo y sexualidad le brinda la oportunidad de compartir sus valores y creencias con sus hijos. Tal vez el tema o las preguntas le generen vergüenza, pero sus hijos necesitan saber que en todo momento pueden recurrir a una fuente confiable y honesta para resolver sus dudas: sus padres.

En resumen

  • La educación sexual debe ser parte del proceso familiar, educativo y social de preparación para la vida.
  • El ejemplo de nuestras actitudes tiene mucho más peso que nuestras palabras.
  • En la medida de lo posible, no conviene contradecir lo que se dice en casa con lo que se afirma en el colegio. Los criterios han de ser comunes tanto en los contenidos como en el modo de darlos. Y si no lo son, hay que explicarles que algunas personas piensan de una forma y otras tienen una opinión distinta.
  • Los padres, madres y educadores han de adquirir suficiente conocimiento sobre la sexualidad para trasmitir ideas claras y precisas.
  • Hemos de repasar nuestras actitudes y comportamientos sexuales, para evitar posibles conflictos entre lo que decimos y lo que hacemos.
  • Nunca es demasiado tarde para aprender a disfrutar y a vivir la sexualidad. Muchas veces, la obligación de tener que educar sobre ella sirve para solventar dudas y ampliar conocimiento.
  • Se requiere tiempo y paciencia para responder a las preguntas relativas al sexo.
  • Hay que enseñar que toda conducta (sexual o no) que tenga que ver con los genitales ha de desarrollarse en la intimidad. No hay que impedir que la realicen, pero hemos de indicarles los lugares apropiados.
  • Es importante que les enseñemos a conocer y apreciar su cuerpo y les ayudemos a satisfacer la curiosidad que les producen los cambios en su cuerpo y el de los demás.
  • Si así se quiere, se pueden utilizar materiales de apoyo (películas, dibujos, láminas) o el propio cuerpo para explicar. No toda la información ha de ser verbal.
  • Se debe adecuar la información al nivel madurativo del niño o niña, a su ritmo de aprendizaje y a las necesidades que se proyecten.
  • Es beneficioso fomentar hábitos higiénicos, de autonomía y de responsabilidad en la vivencia de la sexualidad.
Última actualización
  
3/7/2018
Fuente
  
Caring for Your School-Age Child: Ages 5 to 12 (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.

Pero cuando se tienen hijos adolescentes a veces no se les sabe escuchar y puede pasar lo del siguiente vídeo.











Pero toda la información no solo es para los padres, también en el siguiente vídeo como los hijos pueden hacerles preguntas a sus padres acerca de temas relacionados con la sexualidad.




Resultado de imagen para sexualidad
DIVERSIDAD DE GENERO UN TEMA QUE DEBEMOS RESPETAR, ACEPTAR Y
TOLERAR




PROYECTO DE EDUCACIÓN INCLUSIVA "HUELLAS"










El proyecto de Educación Inclusiva tiene como finalidad servir de guía y referente para la educación educativa de todos los Colegios Arquidiocesanos hacia la transformación del sistema educativo, generando acciones que reconozcan la diversidad y actúen en favor de la garantía de una educación inclusiva, entendida esta como una educación "DE TODOS Y ENTRE TODOS"
Resultado de imagen para frases sobre inclusion escolar


Educación inclusiva
La lucha por una educación inclusiva y de calidad se basa en el derecho de todos y todas a recibir una educación que promueva el aprendizaje durante toda la vida. Un sistema educativo es de calidad cuando presta atención a los grupos marginados y vulnerables y procura desarrollar su potencial.
La agenda de educación al 2030 pone especial foco en la eliminación de las disparidades de género y en el acceso igualitario a todos los niveles de enseñanza. Este nuevo marco considera la construcción y adecuación de las instalaciones educativas tomando en cuenta a las personas en situación de discapacidad y las diferencias de género.
La UNESCO trabaja para terminar con todas las modalidades de discriminación, fomentar la cohesión social y una educación integradora a través de pesquisas, asesoramiento técnico en políticas públicas y la difusión de buenas prácticas.

Resultado de imagen para imagenes de cuerdas cortometraje
"NO  TODO RECORREMOS EL MISMO CAMINO,
NI LO LO HACEMOS AL MISMO TIEMPO,
Y NO TODOS LLEGAMOS AL MIMO LUGAR...
SOLO HAY QUE SABER RESPETAR..."


A continuación en el siguiente enlace se explica la política actual de gobierno donde se habla del la inclusión educativa

https://www.mineducacion.gov.co/1621/article-141881.html


Para explicar de una manera más lúdica y creativa nuestro proyecto "HUELLAS" encontraran el cortometraje "CUERDAS"  de Pedro Solís García.




Dado que muchas personas creen que por el hecho de una niña o niño nace con algún tipo de discapacidad, ya por esta condición están destinados a ser relegados, pero es en estas situaciones donde la familia y su circulo social más cercano deben darle toda la importancia al valor a CREER PARA SER y brindarle todas las condiciones de equidad, desde el mismo momento en que ingresa al sistema educativo y en futuro al laboral.

Es por esto que a continuación verán el siguiente vídeo de Constanza Orbaiz "DISCAPACIDAD, PODER DISTINTO", donde a través de este ella cuenta como ha sido su experiencia de vida y como aunque muchas personas creyeron en ella, hubo otros que pensaban que ni siquiera iba a pasar de la primaria.